Latijns-Amerika magazine.
 

“Uno nunca deja de crecer y cada día es como ir enfrentando a tu propia realidad” – interview met / entrevista con Maryulis Alfonso Yero

09-09-2015 door Carmen Laura Gimenez Solar
Fotograaf: Melanie Lemahieu http://www.cloud-mine.nl/

In het kader van World Cinema Amsterdam interviewde conSentido de Cubaanse filmmaakster Maryulis Alfonso Yero. Tijdens WCA werden drie korte films van haar vertoond. 

Lui-elle  – Cuba | 2012 | 7′  

De droevige werkelijkheid van een relatie tussen ‘hij en haar’. Geïsoleerd in hun eigen routines. Routines die vroeger bij elkaar hoorden en zich vervlochten tot een leven. Het geluk van het samen zijn, het geluk van de liefde, het geluk van een band heeft ze echter onoverkomelijk verlaten. Zo dicht bij elkaar maar eigenlijk zo ver weg.

Resina – Cuba | 2014 | 10′  

Aan de rand van een rustige, bijna eenzame, weg maken we kennis met de 11-jarige Resina. Een verlegen meisje die elke dag weer haar moeder helpt met het verkopen van snoep. Haar dagen worden nog enigszins gekleurd door de komst van een boer. Deze man nodigt haar uit voor een Freak Show – slangen met twee hoofden, honden met vier oren, er zal van alles te zien zijn. Helaas laat de moeder van Resina haar niet gaan…

Las ventanas – Cuba | 2014 | 22′  

Een letterlijke verwijzing naar vrijheid – geen onafhankelijk zijn, buiten fietsen, een mooie jurk aan en de wind door je haren. Voor Lucia geen vanzelfsprekendheid. Dag in dag uit leeft zij een onderdrukt bestaan, een slachtoffer van het dictatorschap van haar moeder. Haar vrijheid bestaat slechts uit het openen van ramen, alle ramen, elke ochtend weer.

We bespreken met Maryulis haar werk, maar ook haar ervaringen als filmmaker in Cuba. Voor niet-Spaanstalige-lezers hieronder een Nederlandse samenvatting van het interview.

De korte films van Alfonso gaan allen over vrouwen in situaties van een opgelegd of zelfgekozen gebrek aan vrijheid en hun omgang daarmee. De vraag of dit herhaaldelijke en op verschillende manieren afgebeelde gebrek aan vrijheid een vertaling is van hoe men vrijheid in Cuba ervaart. Alfonso benadrukt dat haar films geen activistische (zij het politiek of gender gerelateerde) positie in willen nemen, dat ze voor haar een simpele verkenning zijn van thema’s die haar als vrouw, net als misschien iedere vrouw, bezighouden; vrijheid, of het gebrek eraan, hoe ga je ermee om, hoe zoek je het op?

Op de hoe het met vrijheid en filmmaken in Cuba zit antwoordt Alfonso dat in tegenstelling tot wat men geneigd zou zijn te denken, filmmakers in Cuba, in het bijzondere die verbonden  aan de filmacademie San Antonio de los Baños, behoorlijk vrij worden gelaten in hoe ze een film inhoudelijk en cinematografisch ontwikkelen. Hoe een film te financieren en te produceren ligt echter wat ingewikkelder. Van oudsher worden films in Cuba gefinancierd door het ICAI (Isntituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos). Jaarlijks selecteert de ICAI  een aantal projecten de zullen worden geproduceerd. Op grond waarvan deze selectie plaats vindt is voor filmmakers echter onduidelijk. Projecten die niet door ICAI worden geproduceerd moeten het op eigen kracht doen, elders financiering zoeken. In dit traject is het gebrek aan vrijheid in Cuba zichtbaarder voor filmmakers, aangezien private ondernemingen  (ook cinematografische) in Cuba op zijn zachts gezegd niet aangemoedigd worden. Het gebrek aan een filmgerelateerde wetgeving in Cuba is hierbij een probleem; als filmmaker ben je juridisch niet beschermd en kun je daarom moeilijk instanties als ICAI wettelijk verplichten tot transparantie.  Mede door de inzet van een groep prominente filmmakers in Cuba (‘El Grupo de los Doce’) begint hier echter langzaam verandering in te komen. Een voorlopig manuscript voor een filmwet is samengesteld en ingediend, en binnenkort zal er ook een fonds (o.a. door ICAI en overheid) in het leven worden geroepen om de productie van films toegankelijker en transparanter te maken. 

Verder blijkt technologische vernieuwing ook in Cuba een positieve ontwikkeling. Filmmakers met beperkt budget kunnen goedkoper materiaal gebruiken om een film te realiseren en zo loskomen van de monopolie van de ICAI. Een minder vrolijke verandering is dat de filmschool van San Antonio de los Baños, eerder altijd een NGO en daarom  autonoom, overgenomen door de overheid is als gevolg van financiële problemen. Wat voor gevolgen dit moet gaan hebben voor de vrijheid van filmmakers moet nog blijken.

Las ventanas

Hele interview

Gracias por concedernos la entrevista Maryulis. Las historias de tus cortos son historias sobre mujeres, dilemas entre libertad y encierro, ya sea voluntario u obligado. Encierro y soledad en Lui y Elle. Y en Resina entre libertad y encierro. La lucha que se ilustra -encierros y libertades- nace del contexto cubano ?

Me alegra que le des esa lectura, que hayas visto eso en Resina. Si ves las ventanas tiene mucho mas de eso, porque Ventanas funciona mucho mas como metáfora del encierro. Y un poco me gustó relacionarlo con el contexto Cubano. No las enfoco como protesta política, pero sé que en su trasfondo sí contiene muchos elementos, metáforas del contexto y quizá un sentir de la situación. Sobretodo en Ventanas. Yo no me declaro feminista, ni radical, solo que hasta ahora me he sentido mas cómoda y a placer con personajes femeninos, donde siempre la inspiración nace de experiencias propias.  Hay quien dice que uno siempre hace la misma película. En mi caso sucede eso con el tema de la incomunicación entre familias, del encierro , de la frustración, y ese final de resignación de no enfrentar la realidad, el miedo a lo que pueda ser el cambio. En Resina el miedo de dejar de ser niña. Son sentimientos que yo misma voy explorando. Yo ahora estoy esperando mi primer bebé y siento el miedo a no saber que vendrá mañana, pienso que uno nunca deja de crecer. Y cada día es como ir enfrentamndo a tu propia realidad.

Eso lo notas en Resina tambiénLuna, la niña protagonista, sí tiene miedo de lo desconocido y al mismo tiempo siente mucha curiosidad. Balanceándote entre las dos historias, la que te da miedo y la que te desafía. Es interesante que no hay una manifestación clara en Resina de que debe concluir el espectador.  

Eso es algo que me han comentado varias veces, que he utilizado demasiados elementos que todo queda tan inconcluso, abierto. Por un lado eso me gusta porque deja muchas expectativas pero por otro puede dejar a quien ve el corto frustrado.

Es imaginable la frustración, pero quedar inconcluso es necesariamente algo malo? A veces te invita mas bien a pensar, no? En Lui-elle va más allá la duda. Llegas a preguntarte si él realmente está ahí o fue parte de a imaginación de la co-protagonista.

Lui-elle, ni siquiera tuvo elaboración. Lui-elle  nació como parte de un taller experimental en Bordeux, en una semana. LA idea ir cero y crear en conjunto. Entonces lo único que tenia era una cosa, dos actores franceses con los que no me podía comunicar. Y la cámara. Full improvisación. Y así salió, Lui-elle.

Volviendo a Resina. El corto muestra un Cuba sacado de antaño; la escenografía en el campo, la forma en que los personajes se comunican y las cosas que hacen. Crees que todavía nos podemos encontrar un Cuba así, un Cuba inocente en el Cuba actual.

Hoy en día los niños ya no son tan inocentes no, como en todo el mundo. Pero en cuanto a como vive la gente Cuba es así y peor. Es mas me costo mucho encontrar una casa tan grande como esta donde entraran las cámaras y todos los aparatos necesarios para a filmación. Las casas son muy pequeñitas y la gente vive en el campo en condiciones peores. Claro que el factor de fantasía de los animales raros y demás es algo que hoy en día no lo creería una niña de la edad de Luna, en ella hay un poco de ingenuidad como los niños del campo.

Resina

Ha sido una elección tuya enfocarte en cortos?

Sí, ha sido una decisión lógica porque el trabajo en un largometraje es muy fuerte. El trabajo con los actores es el que me parece mas difícil. En los cortos es mas facil, tengo la oportunidad de probar cosas con los actores. Pero ahora me siento más preparada para  trabajar en un largo .

Y si hablamos de inspiración, una escuela de cine, o algo que te inspire, tienes alguna influencia concreta?

Yo desde muy pequeña empecé haciendo música, chelo, muchos años y después artes plásticas, pintura, 4 años. Después empecé trabajando en un canal de televisión donde me involucré con lo audiovisual.  Hablando de inspiración, mi recorrido, primero pasar por la música, después las artes plástica, primero el ritmo de las coas y después la imagen. Y ya lo conceptual nace de mi. Otros se empezaron a hacer cine siendo primero cinéfilos y después deciden hacer cine.

Cuando se habla de una entrevista con un cineasta cubano, el lector está interesado en saber sobre el contexto cubano. Cual es el margen de libertades con el que cuenta un cineasta en Cuba? 

Bueno, la escuela de cine Cubana funciona como una burbuja aparte, totalmente libre del contexto político, no se contamina mucho de la realidad Cubana. El problema hoy en día es que la academia de cine Cubano anteriormente era una ONG, pero a raíz de varios problemas que hubieron en la escuela, el gobierno Cubano ha decidido intervenir,  ha asumido la escuela como parte del estado. Hoy en día la escuela de cine esta sufriendo problemas económicos y sí puede ser que se de más censura.

Pero, mentiría si dijera que no hay censura. Sí la hay. Nosotros, los realizadores tenemos un festival que se llama: La Muestra de Nuevos Realizadores, que sesiona en la Havana a principio de año. Ahí se exhibe obras de los realizadores y ahí los temas críticos y políticos se llegan a censurar. Pero lo que eso hace es dar más interés a la obra, porque a la gente le da curiosidad ver de que se trata. Por otro lado, gracias a las nuevas tecnologías tenemos más posibilidades de mostrar nuestro trabajo.

Pero un tema por demás preocupante en Cuba es que el hecho de que no tenemos una ley de cine, una ley que ampare a los realizadores de cine y nuestro trabajo. El tema de poder legalizar las productoras independientes para poder producir de manera mas fácilmente y con amparo legal. Porque siempre ha existido el ICAI que es la organización cultural que financia y administra las obras cubanas. Sin embargo hoy en día,  con las nuevas tecnologías, hay cada vez más producciones independientes que quedan fuera del amparo del ICAI y muy difícilmente pueden ser financiadas y legalizadas. Esto nos desampara completamente. Ahora se están empezando a permitir cada vez más trabajos y negocios  privados: bares, restaurantes, cafés, etc. Estos ya están amparados por la ley. De esa manera se le está  dando un poco de espacio al sector privado con los cambios de cuba hoy en día , pero no así a los cineastas, a la hora de producir de manera independiente – porque no hay porqué siempre producir con el ICAI. Pronto se creará un fondo convocado por el ICAI, que será financiado por el fondo de cultura por medio del ICAI, pero gozará de algo de independencia. Porque de las  películas que se hacían antes en Cuba no se sabe en base a qué eran seleccionadas por el ICAI.  Yo como realizadores por ejemplo, no sé qué elementos incluir para que me financien las películas. No ha sido un proceso transparente. Y hoy en día, gracias a una lucha de un grupo de cineastas  llamado Los Doce, se ha logrado escribir un boceto de ley de cine. De esa manera se espera lograr más transparencia y democracia en el proceso de financiamiento de proyectos cinematográficos. El tema de encontrar fondos para producir en Cuba se hace muy difícil.

Y es posible aplicar a fondos internacionales? o de dificulta con la posición política cubana?

Hay dialogo con algunos fondos internacionales, como Ibermedia y Sinergia, y el ICAI aparece como coproductor. Pero para mí, por ejemplo, hacer financiar mi trabajo por productoras extranjeras es muy difícil. Hacer entrar dinero a Cuba es muy complicado. Eso desmotiva. Aparte, el tema de la comunicación también es un problema. Antes, mientras estudiaba tenía internet pero ahora que me he graduado ya no, y por eso es muy difícil para mi establecer comunicación con contactos fuera de Cuba. Acceder a convocatorias y mantener relaciones públicas y visibilidad es difícil. Hay esa sensación de isla. Todos estamos muy aislados pero tenemos la esperanza de que esta situación va a cambiar.

Dentro el marco del acercamiento Cuba-Estados Unidos, el pasado año se ha hablado de las telecomunicaciones y de acceso a internet para los Cubanos. Se siente algo de eso ya en Cuba?

Ha llegado el internet, pero de una manera muy incomoda. Han puesto zonas de wifi en pedazos de calle. Entonces pasas por las calles y ves a la gente tirada  trabajando. Es algo muy primitivo.

Puede tener que ver con control colectivo, miedo a la privacidad?

Puede ser. El estado Cubano siente mucho miedo, algo a mi parecer totalmente infundado. El gobierno es sólido y quien quiere ser contrarrevolucionario lo va a ser de todas maneras. El internet  cuesta 2 dólares por hora, mientras que el sueldo de un cubano es 12 dólares. Por eso las calles con zona wifi están constantemente llenas de gente. Ves a los viejitos hacer videollamadas con su familia en Estados Unidos. Los cubanos están descubriendo el internet. Lo que eso sí ya ha llegado hasta los pueblitos mas alejados.

Hacia donde se enfoca el cine de Cuba hoy e día? Como una película Cubana sale del país?

Yo creo que hoy en día, con esta cantidad de festivales que hay es menos difícil sacar el cine cubano al exterior.

Por ejemplo, como se te ha dado la oportunidad de estar aquí (World Cinema Amsterdam)?

Primero con Clermont Ferrand (Festival International du Court Métrage à Clermont-Ferrand), el programador va al Festival de Nuevos Realizadores en la Havana. Ahí vio mi corto Las Ventanas, se lo llevó y me dio la noticia de que había quedado seleccionado. Y para World Cinema Amsterdam, Raymond (programador de cine Rialto) vio Resina y se llevo mis cortos para este festival.

Pensando bien sobre el cine Cubano, Fabian Suarez, también lo conocieron en La Havana y el estreno mundial fue aquí, y Carlos Machado tienen más experiencia. Uno se relaciona en los festivales. Y yo creo que es atractivo el tema de Cuba. A los festivales les gusta mucho tener cosas de Latinoamérica, y Cuba goza de su singularidad, con esa curiosidad de que todos quieren saber como es Cuba. La nueva tecnología ha democratizado el cine en todo el mundo, pero en Cuba también la producción de cine. Cada vez va a ser menos la influencia del ICAI, porque ahora en Cuba hay mucho movimiento de cine con propuestas mucho mas interesantes. Los últimos años las propuestas del ICAI no han sido muy buenas. Proyectos de bajo presupuesto y realizados por  jóvenes, son los que están empujando este nuevo cine cubano. Muchos son graduados de la escuela de cine.

Ahora vuelves a Cuba?

Tengo otro cortometraje que se llama Sirenas con el que me gradué. Pero no se ha podido proyectar. Ahora descansar y concentrarme en escribir un largometraje.

Tienes alguna idea?

No va a ser algo muy diferente a lo que he hecho hasta ahora. Me gustaría hacer algo parecido a la historia de Resina. A ver si después me animo más a trabajar con personajes masculinos (risas).

reageren