Latijns-Amerika magazine.
 

El artista Bosoletti en The Crystal Ship – entrevista/reportaje visual

19-04-2017 door Javier Perugachi

Francisco Bosoletti, artista argentino nacido en la localidad de Armstrong, es conocido por la particularidad de sus murales a gran escala y por su técnica. Sus obras muestran retratar el pasado desde su espacio y a la vez interactúa con las personas en la interpretación de la obra finalizada. Tal como lo hizo en su participación en el festival de arte urbano The Crystal Ship en la ciudad de Oostende en Bélgica, festival considerado de los mas importantes de Europa. Bosoletti nos cuenta acerca de su proceso artistico:

Comencé a pintar desde muy pequeño en algunos talleres de pintura del pueblo. Después pasé a la calle y comencé a viajar.

Cuando empecé a viajar puse atención a muchas cosas que antes no veía y una de ellas fue los espacios en la calle, la arquitectura. Se me abrió el mundo de la intervención en espacios públicos.

A partir de eso combiné lo que siempre hice que era pintar con la intervención en los lugares que ya existen. Entonces como definición de lo que hago no me puedo poner un titulo como grafitero, artista urbano o muralista. Creo que los de afuera son los que nos pueden tildar con algún titulo a los que hacemos esto. Somos todos tan distintos y venimos de orígenes tan distintos como los que vienen de pintar trenes ilegales o los que vienen de hacer trabajos con visiones y de repente comienzan a pintar. Ponerse un titulo me parece que no tiene mucho sentido.

Generalmente las ideas para mi trabajo están un poco relacionadas con el lugar donde las estoy haciendo. Me intereso bastante en la historia, o también uso algunas temáticas relacionadas a la memoria, o de cosas que existen como el pasado que esta con nosotros pero no se ve. Eso es lo que me interesa: buscar y ver qué es lo que había antes en el lugar donde estoy.

Obviamente las paredes y los espacios limitan mucho a la hora de trabajar. O no sé si limitan, pero te van cambiando la idea. Es difícil tener una idea y poder adaptarla a todo, entonces cada trabajo es único en eso por el lugar donde esta, por la arquitectura, si tienes una grúa, escaleras o andamios. Todo influye a la hora de hacer la pieza y al menos a mi me gusta adaptarme. Me gusta poder trabajar con todas las variables y poder hacer un trabajo que me sienta satisfecho.

El proceso creativo para el muro es muy distinto a la hora de trabajar en un cuadro. En un cuadro creas todo desde cero porque no tienes nada. Me gusta, pero es distinto el proceso creativo, ya que me permite probar muchas cosas al igual que muchas herramientas por el tamaño, que por ser mas pequeño te permite hacer eso. Mientras que el muro tiene ya un montón de cosas que te están hablando. A mi me gustan las paredes viejas, o combinadas, que ya tienen una historia y ya esta diciendo algo. Me gusta eso: combinar y no empezar de cero.

Mi trabajo es bastante influenciado por artistas clásicos. Me gusta mucho el renacimiento, el barroco, las composiciones y las luces del barroco. No soy muy estudioso, nunca me puse a indagar mucho y no tengo referencias claras, pero hay mucha gente que admiro. Por ahí dentro de estar viajando y pintando fui conociendo muchos artistas y de todos aprendes. Como inicias, como se organiza las pinturas, como se utilizan las herramientas, la improvisación y todo eso que te llevan al trabajo final. Hay muchos chicos y amigos que admiro a pesar que hacen algo completamente distinto a lo mío, pero siempre alguien tiene algo que se lo puede tomar.

El muro acá para el festival The Crystal Ship en Oostende tiene que ver un poco con el pasado, de la memoria. Lo tomé de una fotografía de acá de Oostende y lo que hice fue jugar con eso; mostrar de que el pasado siempre esta con nosotros presente de cierto modo y nos define como cultura y personas.

 

Entonces la pintura la hice en negativo que es algo que uso bastante. Es una pintura que esta ahí, pero no se entiende en un primer momento, sino que involucra a la gente. No se trata de ponerle a simple vista, sino que la gente tiene que mirar e interesarse que es un poco también como conocer las otras realidades. Es algo que hoy no pasa mucho. Es un poco ese juego de la espera. Como antes con las fotografías, que era el llevar el negativo para ser revelada y luego verlas.

Todo eso que hoy ya casi no existe, ya que la pintura esta en negativo y se pasa a positivo a través de una foto o del celular que hoy día todos lo usan. Mas allá de la tecnología es eso: la espera y que la gente hable por que hay algunos que no lo entienden y él que lo entendió y le dice “tienes que hacer tal cosa para poder verlo”. Así involucro a la gente con mi trabajo. Esta ahí pero no se ve, tienes que hacer algo para verlo.

https://www.facebook.com/bosoletti/?fref=ts

reageren