Latijns-Amerika magazine.
 

De Puerto Rico para el mundo – entrevista/reportaje visual

20-04-2017 door Javier Perugachi

De Puerto Rico para el mundo, Alexis Díaz lleva pintando murales hace 6 años y dibujando como tal desde muy pequeño, la particularidad de sus murales lo trajo hasta el festival de arte urbano The Crystal Ship en Oostende Bélgica. El artista nos cuenta sobre la pasion de su arte y su proceso creativo:

Eso era mi pasión, me gustaba y soñaba con que ese sea mi futuro y me dedico hacer cuadros, murales, instalaciones y todo tipo de arte que sea posible.

 

Desde muy pequeño pase dibujando y era lo que siempre soñaba: poder vivir del arte. Fue una bendición por que no mucha gente tiene la oportunidad de vivir haciendo arte. Para mi es un privilegio poder viajar y conocer diferentes culturas a través de mi trabajo, yo creo que si no fuera artista no tendría idea de que estuviera haciendo.

Yo nunca he trabajado con spray. El grafiti es una cultura diferente. El muralismo es distinto porque puede ser con cualquier material, y me considero muralista o dibujador.

Las ideas siempre las saco del lugar donde estoy. Donde llego siempre hago un estudio de las cosas que a mi me interesan como el misticismo, la mitología, los cuentos, y dependiendo del lugar cada sitio tiene su inspiración. En este caso acá cuando llegué me encontré mucho con el icono de la sirena y leí algo sobre la sirena, es un icono de la ciudad. Es como un misticismo que mi me interesa mucho. Hice una pequeña investigación en la ciudad y la traduje a mi percepción y lo que yo puede absorber de esta ciudad.

Mi proceso creativo depende de lo que sienta y me interese del lugar. Hago la idea desde cero, yo solo dejo la huella ahí y luego me voy, dejo el mural. Prácticamente soy como un invasor: yo llego, pinto algo y me voy, pero los que tienen que aprender a vivir con ello son los residentes y para mi es importante crear un tipo de relación de lo que pinto con lo que se sientan identificados. Y que sientan que la pieza es parte de ellos y que las personas se identifiquen y puedan llegar a sus propias conclusiones. Tampoco me gusta describir mis obras porque para mi puede significar algo completamente distinto que para otra persona.

Prácticamente dibujo iconos o símbolos. Las personas lleguen hacer su interpretación de acuerdo a sus experiencias de vida. Para mi siempre es mucho mas fácil pintar un mural porque estoy compartiendo directamente con el espacio. Es una historia completamente distinta, porque estoy todo el tiempo en contacto con el publico. Es totalmente distinto que cuando pinto mis cuadros, porque tengo mi estudio y pinto solo con mi música, estoy mas concentrado en mi espacio y no el espacio de los demás. Las inspiraciones son completamente distintas.

A mi el tamaño no me importa mucho, que un trabajo este bien hecho y tenga calidad para mi es lo importarte. Obviamente como todo muralista para mi mas grande que sea el tamaño mas grande sea el reto, pero el tamaño para mi no es una prioridad.

 

Todo el tiempo otros artistas influyen en mi trabajo. Y me influye todo tipo de arte, como la música porque siempre que estoy pintando estoy escuchando música y todo, el cine, todo lo que sea arte influye en mi trabajo.

En este trayecto que llevo pintando murales he hecho colaboraciones con diferentes artistas de África, Chile, Argentina, Alemania y es como un reto, todo lo que sea que me lleve a esforzarme mas me gusta. Ver de que soy capaz de hacer con otro artista, porque son dos mentes totalmente diferentes, por ejemplo: ver el trabajo de otro artista y ver como pinta y hacer los trazos un poco mas suelto que es diferente al trabajo que yo dibujo que tiene muchos detalles y tratar que se convierta en una sola pieza. Definitivamente es un reto cuando uno no conoce el proceso del otro artista, pero todos los murales que he hecho en colaboración con diferentes colegas siempre me han gustado. Es una conversación totalmente distinta, tratamos de llegar a un punto medio y hacer el mural.

Admiro a mucha gente que tiene mucho talento y muchas formas de pensar que motiva a uno a seguir trabajando. Cuando comencé a pintar me influencié por artistas que existían en ese momento, y fue lo que me motivo ir a pintar a la calle.

Llegué 3 días antes del festival e hice un estudio al ponerme a caminar por la ciudad, hablaba con la gente, iba a los cafés, fui al museo de historia, fui al museo de artes, me puse a buscar iconos en las calles, porque hay una cultura muy antigua, además fotografié muchas imágenes, al igual que mirando información de libros de aquí e hice toda una composición de todo lo que me intereso y funcionaba para este mural.

reageren